Desde Coarpe, en este artículo respondemos a una pregunta que seguro que te has hecho en algún momento: ¿cómo funciona el motor de tu puerta de garaje automática? Te lo explicamos, así como el de sus accesorios.

¿Qué hace que tu puerta de garaje se abra o se cierre?

Todo este funcionamiento depende y está dirigido por el cuadro de maniobras, desde donde se programa el motor para que realice las tareas que queremos que haga.

De este modo, el cuadro de maniobras es como el ordenador central del motor, donde también está situado el receptor que da la orden al mando, el pulsador de una puerta si lo tuviera o cualquier elemento de seguridad.

Uno de los elementos de seguridad más comunes son las fotocélulas, el accesorio que más se instala en los automatismos. Son sencillas de instalar y dan seguridad al dispositivo, detectando obstáculos en el paso de la propia puerta y parando por ello su apertura o su cierre.  Los lazos o detectores magnéticos, bandas mecánicas, luz intermitente o semáforos de paso son otros elementos que habitualmente se instalan mediante el cuadro de maniobra del motor.

Por otra parte, los mandos o emisores son casi esenciales en puertas automáticas, hay una gran variedad y cada uno funciona con su propio receptor. Normalmente cualquier instalación tiene un receptor ya sea integrado en el propio cuadro o independiente conectado mediante cables.