¿Qué diferencia una puerta acorazada de las puertas de seguridad normales? Principalmente, sus características especiales de seguridad: en la puerta acorazada, tanto la hoja como el pre-marco y el marco son de acero. Y elementos como cerradura, cerrojos y pernos se integran en la estructura; de este modo evitan el posible debilitamiento de la misma en su construcción.

Con carácter general, todas las puertas acorazadas tienen estos atributos, pero no implica que todas sean iguales: las hay con refuerzos o sin ellos, con cerraduras y cilindros de mayor y menor calidad, más económicas, más resistentes al ataque, etc.

Uno de los factores más importantes en este tipo de puertas es la cantidad de cerraduras y cilindros independientes que tengan.

Para que una puerta acorazada sea fiable debe tener un certificado que verifique la clasificación de antiefracción. Pero para ser clasificada como puerta acorazada segura, su estructura tiene que estar fabricada íntegramente en acero y tiene que disponer de su correspondiente certificado de ensayo del chasis según normativa UNE 1627:2011 grado 3, grado 4 o grado 5 de antiefracción. Cuanto más alto es el grado, más tiempo de resistencia presentará la puerta.

Es importante el material con el que están fabricados los tres elementos fundamentales de una puerta (marco, hoja y cierre), ya que aportan un grado de protección a tu casa.

  1. Marco. Cerco que rodea la puerta y que sirve para reforzarla. Está formado por dos largueros y un cabezal.
  2. Hoja. Compuesta del acabado interior (aglomerado, chapa de acero…) y del acabado exterior (metálico, lacado o recubierto de PVC). La unión de ambas partes forma parte del grado de seguridad de la puerta.
  3. Cierre. Compuesto de los anclajes laterales que se sitúan en el marco de la puerta, la cerradura, las bisagras y los anclajes laterales antipalanca.

Las puertas acorazadas cuentan con acero tanto en los largueros y en el cabezal, que componen el marco que la rodea y la refuerza, como en su hoja, es por ello que ofrecen el máximo nivel de seguridad.

La instalación debe ser coherente con el peso sin importar el método

La instalación de una puerta como ésta puede realizarse con diferentes métodos, cada uno tiene sus beneficios y alguna contra indicación que debemos conocer para decidir.

La instalación con obra es eficaz aunque es más sucia y requiere un tiempo para que el yeso sea secado. Si utilizamos escayola y esparto, también es eficaz pero seca muy rápido y no deja corregir holguras en la puerta que quedarán de por vida.

El peso de la puerta es determinante para elegir el tipo de instalación

Para menos de 120 kg cualquier opción es válida. Para pesos superiores, mejor obra de albañilería tradicional y para pesos de 200 kg. es imprescindible la soldadura.

Una puerta de 130 kg normalmente generará más micro roturas en la pared que una puerta de 90 kg, y ambas pueden ser igual de resistentes ante un ataque (hay que saber elegir la marca, modelo y clasificación). La realidad es que al igual grado de resistencia contra el ataque, cuanto más ligera mejor.

No obstante, la certificación es solo un comienzo. Hay que profundizar en otros aspectos si realmente quieres elegir una puerta de vivienda o de empresa muy segura.

La cerradura electrónica es un buen complemento con control de acceso

Con la cerradura electrónica, podemos conocer qué llave-usuario ha accedido; el día y la hora. También podemos anular llaves perdidas o no devueltas, sin cambiar el cilindro.

Estas ventajas lógicamente aumentan el control y, por ende, la seguridad.

Pero el bombillo es siempre la parte más débil del sistema de cierre y es muy atacado por el ladrón; una vez consigues llegar al bombillo, la puerta se abrirá en 1-2 minutos más. Por esta razón es necesario que el escudo protector cubra totalmente la zona de posible taladro y extracción del bombín o de lo contrario tendremos mucho control electrónico pero baja resistencia física. También es interesante instalar los cilindros anti-bumpin, ya que son cilindros de última tecnología resistentes a las ganzúas.

También es recomendable comprar puertas acorazadas con doble cilindro. De esta forma, la puerta dispone de dos cierres mecánicos resistentes que normalmente son amaestrados y que aportan un extra de seguridad.

Ya conoces las características de seguridad de una puerta acorazada. Si necesitas comprar una de gran calidad y al mejor precio, confía en la experiencia y profesionalidad del equipo de Coarpe; y si quieres, te asesoraremos. ¡Asegúrate!